Niña

Oigo sus susurros acechándome
como pasos en la noche
sus ojos vigilándome
a través del bosque.

El canto de un ave nocturno
me hace estremecer
como el despertar de un embrujo
o el aroma de una mujer.

No tengo a donde ir
y sin embargo sigo avanzando
una forma de eludir,
anular sentimientos
y seguir vagando.

Es mi niña interior
llorando desconsolada
por aquello en lo que me convirtió
una verdad traicionada.

Aderyn

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. carlos dice:

    Describes muy bien la tristeza desde la inocencia. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Aderyn dice:

      Gracias Carlos ^^

      Me gusta

  2. Tus versos rasgan el interior de los que te leemos.
    Enhorabuena por la entrada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Aderyn dice:

      Gracias y muchas gracias también Juan por leerme. Un beso enorme.

      Le gusta a 1 persona

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s